Roberto Carlos

Roberto CarlosNació en el estado de Espírito Santo y fue descubierto en 1958 por el compositor y periodista Carlos Imperial. Desde los primeros años de la década de 1960, cuando triunfó en el mundo del pop brasileño a través de los programas musicales de televisión, tuvo sucesivos éxitos, gracias a su voz suave, melancólica y romántica. Líder de la ‘joven guardia’, movimiento musical influenciado por la música de The Beatles, Roberto Carlos resumía su estado de ansiedad en 1965 cantando: “Quiero que me calientes este invierno y que todo lo demás se vaya al infierno”. El movimiento se desvaneció, pero Roberto Carlos se convirtió en el ‘rey’ del pop brasileño más convencional. Desde ese instante es considerado el Elvis Presley de Brasil.

Entrados los años ’70 Roberto Carlos se vuelve un cantante más romántico y sus éxitos comienzan uno tras otro a inundar las emisoras de radio no sólo de Brasil sino de todo el continente y de España. Fue por muchos años el único cantante latinoamericano que había ganado el Festival de la Canción de San Remo en Italia. Otros como José Feliciano y Luis Miguel han participado -también- en dicho certamen sin lograr obtener el primer puesto; hasta que en 2008 la cantante argentina Lola Ponce gana el mencionado festival junto al italiano Giò Di Tonno, con el tema “Colpo di fulmine”.

Desde los ’70 y hasta la fecha Roberto Carlos no ha dejado de grabar y hacer música exitosa.

Roberto Carlos fue conocido en Cuba primero como compositor que como intérprete, a través de las versiones que de sus canciones hicieran Danny Rivera (“La distancia”, “Amada amante”), Sonia Silvestre (“Qué será de ti”) y el cubano José Valladares (“Yo sólo quiero un millón de amigos”). Sería a partir de la segunda mitad de los ’70, quizás como consecuencia del retorno, cargados de LP’s, de los internacionalistas cubanos que cumplían misiones en las excolonias portuguesas de África (donde se escuchaba a RCA) que la radioaudiencia cubana descubre al Roberto Carlos cantante, a través de temas como “La paz de tu sonrisa”, “El progreso” o “Desahogo”, que se escuchaban una y otra vez gracias a los pocos magnetófonos de casete que existían entonces en la isla.

Entre finales de esa década y mediados de los ’80, tras concederle un ‘Girasol de la Popularidad’ de la encuesta de la revista OPINA como intérprete extranjero más popular, el público cubano, que ha visto imprimir por la EGREM (empresa estatal editora de discos) el LP anual de 1983 en español (debido a las restricciones del bloqueo, en Cuba no se pueden comercializar regularmente los discos de RCA, porque estos son distribuidos por la compañía norteamericana Columbia), sigue ansiosamente la salida de cada uno de sus discos, y mediante diálogos telefónicos con un corresponsal del programa ‘Superjoven’ de la estación radio ‘Rebelde’, el cantante agradece el premio y comenta algunos de sus LP′s para el público cubano. Desde los años ′90 la presencia de RCA en los medios fue disminuyendo hasta prácticamente desaparecer a partir de 1995, y sólo en el segundo lustro del nuevo siglo ha vuelto a la radio y la televisión cubanas con sus recitales de éxitos, si bien siempre ha conservado un numeroso grupo de fieles seguidores de sus éxitos de los ′70 y principios de los ’80 y se mantiene firmemente, sin dudas, como uno de los intérpretes latinos del género romántico más escuchados en Cuba junto a Juan Gabriel, Marco Antonio Solís, José José y Álvaro Torres.

Tiene 120 millones de discos vendidos en todo el mundo, récord para un cantante latinoamericano. Ganador del Grammy al mejor intérprete pop en 1994, gracias a la canción “Si el amor se va”. Es el único artista latino considerado leyenda que ha realizado un ‘MTV acústico’ y colaborado con estrellas mundiales en diversas giras. Sus temas han aparecido en las bandas sonoras de varias películas.1 2

Suscríbete

Síguenos en las redes sociales.

No comments yet.

Add your Comment


five − 2 =